Posicionamiento de los AOVEs y otras calidades de aceites de oliva – 6ª parte (I): sus usos.

¡Hola, bienvenido/a a mi Blog!

Termino con este post la serie que he publicado sobre posicionamiento de AOVE y otras calidades de aceites de oliva, con la principal intención de, sobre todo, ayudar a aquel consumidor que lo lea, para que invierta su dinero en esta, la mejor y más saludable grasa que debemos consumir, ofreciendo algunas recomendaciones sobre su uso en el hogar.

Tal y como inicié esta serie de post explicándote las distintas calidades de AOVEs y otras calidades de aceites de oliva por el orden en el que van apareciendo desde el momento en el que se empieza la campaña, así es y teniendo en cuenta tal y como te los vas a encontrar en el mercado, como voy a estructurar este post pero antes, te recomiendo que repases en los post anteriores lo que es cada cual para que entiendas mejor estas recomendaciones:

Empezemos:

AOVE en rama o sin filtrar: al no filtrarse conserva agua y materia solidad como cualquier otro zumo de fruta natural, así es que antes de adquirirlo, infórmate de cuando se obtuvo, porque una vez pasados un par de meses desde eso momento, lo más fácil es que este avinado (ya te hablaré de defectos de los aceites de oliva vírgenes) por fermentación y siempre consúmelo en crudo, no es recomendable usarlo en frituras.

AOVE Temprano: los consumidores percibimos la magia de un AOVE Temprano a través de la intensidad de su olor y sabor (te recuerdo que los colores no van más allá de indicarnos la concentración en clorofila que tenían los frutos de los que se obtuvieron y que no influyen en la calidad de los AOVEs que vamos a disfrutar) y que nos indican, sobre todo, la cantidad de compuestos menores que concentra.

Cito a los compuestos menores de los AOVEs Tempranos y te hablo de magia, pero, evidentemente, no es magia, es ciencia, ya que se ha demostrado en innumerables estudios, que esos compuestos menores, potentes antioxidantes en su mayoría, nos aportan grandes beneficios nutricionales cuando los incluimos en una dieta equilibrada, tal y como lo es la mediterránea.

Pero estos compuestos menores necesitan ser tratados con delicadeza para que no pierdan su “poder mágico”, protegiendo a los AOVEs Tempranos que los contienen de la luz, el aire y el calor, por eso, lo más recomendable es consumirlos en crudo.

AOVEs de Envero: como ya debes saber, la diferencia entre un AOVE Temprano y un AOVE de Envero empieza por el estado de maduración del fruto de los que se obtienen y que se aprecia, porque en el proceso de maduración del fruto han desaparecido los colores verdes del Temprano, para que y gracias a la oxidación de los compuestos menores que contiene y que te recuerdo disfrutamos en los Tempranos, pasen a tonos entre amarillos y morados.

Al contener menos concentración de compuestos menores, hace que estos AOVEs de Envero sean menos intensos que los AOVEs Tempranos, así es que si los Tempranos no te gustan por su intensidad (aunque otro día te hablaré de variedades para resolver esto) los AOVEs de Envero son una magnífica opción para consumir en crudo.

Pero por la alta estabilidad (otro día te explico esto) que les ofrece su alto contenido en ácido oleico y que se haya demostrado que los compuestos menores que concentran pasan a al alimento que con ellos se cocina o fríe en sartén, si me preguntas, te recomendaré que en casa los uses en la cocina y frituras de sartén, no freidora.

Y por supuesto, es la mejor opción por calidad y precio para aquellos negocios del canal HORECA que quieran ofrecer un producto de garantía a sus clientes.

Y como no me gusta enrollarme mucho, dejamos las siguientes calidades para el siguiente post.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

Posicionamiento de los AOVEs y otras calidades de aceites de oliva – 5ª parte: los mercados

¡Hola, bienvenido/a a mi Blog!

Una vez que te he intentado explicarte que es un AOVE y las otras calidades de aceites de oliva, voy a hacerlo con los distintos mercados posibles a los que el sector oleícola se debe dirigir y al terminar, comprobarás que, directa o indirectamente, estás implicado/a en cada uno de ellos.

Alimentación y gran distribución: aquí están implicados tu tienda de barrio, tu tienda online, supermercados, centros comerciales y otros que se me ocurre que podrían entrar pero eso ya lo veremos.

La cuestión es, ¿quién y cómo decide que productos son los que incluye en su cesta de la compra?

  1. ¿Lo deciden los responsables de compras o la demanda?
  2. ¿Está bien formada e informada “la demanda” de que es lo que más le interesa comprar, o se deja llevar por promociones y modas?
  3. ¿Tienen estos canales y sus responsables de compras inconveniente en ofrecer aquello que la demanda le pide?

HORECA: otro mercado en el que todos estamos directa o indirectamente implicados y que está compuesto por HOteles, REstaurantes y CAfeterías.

La cuestión es, por ejemplo, ¿quién y cómo decide que productos son los va a ofrecer a sus clientes para diferenciarse del resto?

  1. ¿Lo deciden los responsables de compras o la demanda?
  2. ¿Está bien formada e informada “la demanda” de que es lo que más le conviene que le ofrezcan, o se deja llevar por promociones y modas?
  3. ¿Tienen estos canales y sus responsables de compras inconveniente en ofrecer aquello que la demanda le pide?

Industria de la alimentación: los dos anteriores mercados forman parte del sector terciario de la cadena de producción, que por si no lo sabes, hace referencia a la comercialización de producto final y este mercado, el industrial, forma parte del sector secundario de la cadena de producción y hace referencia, al proceso en el que se transforman los productos (materia prima), provenientes del sector primario y que luego tendremos a nuestra disposición. El uso que se le puede dar a este mercado de los aceites de oliva y ojo, de sus subproductos, no es nada despreciable.

  • Conservas
    • ¿Hidroxitirosol?
  • Platos preparados (aunque sinceramente, mejor evitarlos o minimizar su consumo, aunque su principal grasa venga de los aceites de oliva?
  • Cosmética
  • Medicamentos

Farmacias y salud: si me sigues, es probable que me hayas escuchado decir en más de una ocasión, que me “chirrían” los oídos cada vez que escucho a alguien decir que los AOVEs se comportan como un medicamento, primero porque ni mucho menos es un medicamento y segundo, porque decir eso le quita mucho valor a lo que verdaderamente nos aportan los AOVEs como alimento vertebrador de la dieta mediterránea.

Hay más de una farmacia que siendo muy buenos conocedores de las propiedades de los AOVEs y que intentando aprovechar el “empujón” que aparentemente tienen, han querido incluir en su oferta muy buenos AOVEs tempranos pero desde mi modesta opinión, les falta el apoyo promocional que todo producto necesita, pero de esto y de como visualizo yo a la farmacia en el futuro para de los AOVEs, hablaremos en otro momento.

Es probable que se te ocurra alguna forma más de hacer llegar los AOVEs y otras calidades de aceites de oliva al mercado, lo cual eres libre de compartir.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“Posicionamiento de los AOVEs y otras calidadeS aceites de oliva- 4ª. parte”

¡Hola, bienvenida/o a mi Blog!

Con este artículo, en el que voy a intentar explicarte qué es el aceite de orujo de oliva, termino la exposición de las distintas calidades existentes entre los catalogados como AOVEs y otros aceiteS de oliva, para que como te vengo diciendo, puedas entender mejor porque voy a posicionar cada uno de ellos para un uso distinto, con el objetivo de que hagas un mejor uso de tus recursos en búsqueda de una mejor y más equilibrada dieta, que a fin de cuentas, es el principio del cuidado de tu salud.

Los artículos anteriores puedes seguirlos en este enlace, o bien los encontraras a la derecha de tu pantalla:

https://gustaove.wordpress.com/2020/04/16/posicionamiento-de-los-aoves-y-otras-calidades-aceites-de-oliva-3ra-parte/

Antes de nada quiero recordarte que los orujos de oliva son un subproducto resultado de la molturación de la aceituna para obtención de AOVEs, AOVs y aceites de oliva lampantes, formado por una parte agua vegetal y otra adicionada durante el proceso de extracción, sólidos propios de la aceituna (piel, pulpa y hueso) y una pequeña porción de grasa que es imposible extraer durante el proceso de extracción.

Durante siglos este subproducto se ha usado como nutriente para el propio olivar y aún hay quien le sigue dando ese uso pero de un tiempo a esta parte y gracias a los avances tecnológicos, se le puede extraer la cantidad de grasa que aún contiene, que supone una buena inyección económica para los productores, aparte de poder se usado para hacer compost y alimentar a animales.

Pero en este subproducto no todo son ventajas, no, su gestión plantea un gran problema al sector productor al que se le debe buscar una solución pero de esto y otros temas al respecto te hablaré en otros artículos, en este vamos a centrarnos en los aceites de orujo de oliva.

La extracción del aceite al orujo:

Desde las almazaras se transportan los orujos hasta las extractoras u orujeras, tal y como comúnmente se les conoce.

Aquí se descargan en una balsas al aire libre para iniciar el proceso de deshidratación, que luego continua en unos enormes cilindros giratorios donde se les aplica altas temperaturas (y cuando digo altas me refiero a cientos de grados) para terminar con el proceso de deshidratación.

Una vez deshidratados los orujos se les somete al proceso de separación de la grasa que aún contiene y esto se consigue con la ayuda de un disolvente, concretamente hexano pero no te asustes, porque hay un proceso posterior que separa el hexano del aceite.

Como puedes imaginar, tras todo este proceso, la calidad del aceite extraído de los orujos esta muy lejos de poder decir que es aceptable de ser consumido; así es que, a este aceite se le somete al mismo proceso de refinado que se le hace al lampante, para que una vez obtenido y con el añadido de aproximadamente un 15% AOVE y AOV, obtengamos las siguientes calidades:

Aceite de Orujo de Oliva Intenso (AOOI): surge de la mezcla del refinado de aceite atrapado en los orujos de la aceituna que surgen tras la extracción de AOVEs, AOVs y lampantes, con aproximadamente un 15% de AOVE .

Aceite de Orujo de Oliva Suave (AOOS): surge de la mezcla del refinado de aceite atrapado en los orujos de la aceituna que surgen tras la extracción de AOVEs, AOVs y lampantes, con aproximadamente un 15% de AOV.

Y ya será en el siguiente artículo sobre el tema de posicionamiento, donde compartiré contigo como recomendaría yo el uso de cada una de todas la calidades que he intentado explicarte.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“Posicionamiento de los AOVEs y otras calidadeS aceites de oliva- 3ra. parte”

¡Hola, bienvenido/a a mí Blog!

Tercera parte de la serie de post que voy a publicar sobre el posicionamiento que considero se debe trabajar desde el sector oleícola, para que a través de su conocimiento, se eviten las competencias que hoy en día se producen entre los los AOVEs y las otras calidades de aceiteS de oliva, debiendo hacerlo en equipo con otras grasas (aceites) vegetales o animales.

Si no has leído los anteriores post, puedes hacerlo aquí:

https://gustaove.wordpress.com/2020/04/14/posicionamiento-de-los-aoves-y-otras-calidades-aceites-de-oliva-2da-parte/

Para entender muy bien las siguientes calidades es importante que repases que es un aceite de oliva lampante, porque a partir de aquí dejamos de hablar de zumos de aceituna para hacerlo de magníficos productos derivados de ellos a ellos:

Aceite de Oliva (AO):

Tal y como te decía en el anterior artículo, una vez que el uso del lampante ya no tenía sentido para la iluminación, se le debía buscar otra aplicación y como estos aceites de oliva vírgenes no son agradables para su consumo, la mejor alterativa es eliminar esos compuestos que lo hacen tan desagradable para el consumo a través del refinado, que en ningún caso significa hacerlos más elegantes como algunos creen, incluyo convencidos, por ejemplo por su baja acidez, de que son mejores que los AOVEs.

¿Qué es el refinado?

El refinado del aceite de oliva lampante, o mejor dicho: su desodorización, es un proceso físico/químico que tiene por objetivo, tal y como te comentaba, eliminar los compuestos que hacen que estos aceites no sean aptos para su consumo y que son los que le dan su mal olor, mal sabor y color, obteniendo una grasa inolora, insípida e incolora que tampoco se puede poner a la venta para su consumo y que para hacerlo, se le debe añadir algo de AOVE o AOV para darle algo de olor, sabor y color, obteniendo así las siguientes calidades:

Aceite de Oliva Intenso (AOI): este es un producto que resulta de la mezcla de un aceite de oliva refinado con un porcentaje, que suele rondar el 15%, de AOVE y en el que en ningún caso, encontraras las propiedades que tienen los AOVs y mucho menos los AOVEs; incluso tampoco encontraras la misma cantidad de ácidos grasos, tales como el muy recomendable oleico, porque uno de los sacrificios a los que se somete a los lampantes en el proceso de refinado, es a la neutralización o desacidificación y que consiste en la eliminación de los ácidos grasos libres que contiene el lampante con sosa caustica, bajando su nivel de acidez casi a 0º y dando como resultado en muchas ocasiones, confundiendo al consumidor, que su acidez (que te recuerdo que es un parámetro muy importante a la hora de catalogar la calidad de un zumo de aceituna) sea inferior a la de un buen AOVE.

Aceite de Oliva Suave (AOS): la única diferencia entre el aceite de oliva intenso y el aceite de oliva suave, es que para hacer el suave no se le añade al lampante refinado un AOVE y sí un AOV, que por sus características, ya sabes que es menos intenso que un AOVE.

Hasta aquí el post de hoy sobre posicionamiento, quedando para el siguiente la calidad de Aceites de Orujo de Oliva pero antes de despedirme, quiero insistir en que el objetivo de estos post no es hacerte pensar que si no consumes AOVE lo estas haciendo mal, no, el objetivo de estos post es explicarte que son las distintas calidades de Aceites de Oliva Vírgenes Extra (AOVEs) y otros aceiteS de oliva, para que a la hora de invertir en la mejor alimentación para ti y tu familia, tengas una idea de cómo y dónde puedes usar estas calidades, para que tu inversión te sea más rentable en términos de salud y placer, frente a otras grasas (aceites) vegetales o animales.

Saludos se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“Posicionamiento de los AOVEs y otras calidadeS aceites de oliva- 2da. parte”

¡Hola, bienvenido/a a mi Blog!

Continuando con la exposición del tema que he abierto sobre posicionamiento de los AOVEs y otras calidades de aceites de oliva y que pudiste leer en la primera parte de esta serie que aquí te comparto:

https://gustaove.wordpress.com/2020/04/06/posicionamiento-de-aoves-y-otras-calidades-aceites-de-oliva-1ra-parte/

Y que te amplié con una breve explicación sobre las distintas calidades de AOVEs que te puedes encontrar el mercado en este otro post:

https://gustaove.wordpress.com/2020/04/08/estados-de-maduracion-del-fruto/

Pues con este voy a continuar explicándote las otras calidades de aceites de oliva que te puedes encontrar en el mercado, para que luego entiendas porque posiciono cada uno para un uso distinto en función de sus propiedades y cualidades.

Evidentemente tengo que continuar con la calidad que le sigue al AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra), que no es otra que el AOV (Aceite de Oliva Virgen) y cuya definición sería la siguiente:

Aceite de Oliva Virgen (AOV): es el zumo de aceituna que se obtiene de frutos sanos, por procesos mecánicos, a bajas temperaturas y al que se le admite un defecto leve, casi inapreciable para el consumidor, y/o una acidez que no puede superar 2º.

Y antes de continuar, tengo que insistir en recordarte que cuando hablamos de AOVE y AOV, podemos decir que hacemos referencia a los auténticos zumos de aceituna que durante milenios, venimos consumiendo en la cuenca mediterránea y lo hago, porque voy a empezar a explicarte las otras calidades de aceiteS de oliva, que, como tales, han surgido gracias al resultado de los avances científicos y tecnológicos de estos “últimos” años, muchos para nuestras generaciones pero muy pocos para la milenaria historia de los AOVEs y AOVs.

Para no extenderme mucho, voy a terminar este post explicándote que es un es un aceite de oliva lampante y que son los orujos de la aceituna, por que sin esta explicación, te resultaría muy difícil entender las otras calidades de aceiteS de oliva y sus diferencias con los AOVEs y AOVs

Aceite de Oliva Lampante: normalmente, este aceite surge de frutos defectuosos y en menor medida, por errores cometidos durante el proceso de extracción y estas circunstancias, aportan a estos aceites y por eso se categorizan de esta forma, defectos muy marcados y una acidez que fácilmente supera los 2º.

Todo esto le da al lampante unas características organolépticas y nutricionales que no lo hacen apto para el consumo, de hecho, su nombre: lampante, surgió porque era el aceite que se usaba para quemar en las lamparas.

Pero una vez que su uso para la iluminación ya no tenía sentido, ¿que se puede hacer con este producto? Pues esto será lo que te explicaré en el siguiente post.

“De la aceituna, como del cochino, se aprovecha todo”

Orujos de Aceituna: la aceituna se compone de agua, sólidos (piel, pulpa y hueso) y aceite y una vez extraída la máxima cantidad de aceite posible, queda una pasta compuesta agua, los sólidos triturados y restos de aceite que llamamos: alperujo y que ni de lejos es un residuo y si un gran subproducto, tal y como te explicaré.

Ya vas viendo que el mundo del olivar y de los aceites de oliva no es tan simple como la mayoría cree.

Saludos, se feliz y consume AOVE porque tú salud te lo agradecerá.

“El primer negocio legal de El Padrino”

¡Hola, Bienvenido/a a mi Blog!

Estar confinado no es la mejor forma de disponer de tiempo libre pero ya que es lo que hay y seguro que como tú, estoy poniéndome al día en algunas de las cosas que hace tiempo quería hacer y una de ellas, era ver completa la trilogía de “El Padrino”, porque según me decían y leía de los entendidos, es una de las grandes obras maestras del cine de todos los tiempos.

Como de muchas cosas, no tengo ni idea de cine pero si una serie de películas que duran más de dos horas, una de ellas más de tres, es capaz de mantener el interés de quien la ve, es que realmente está muy bien hecha.

Pero bueno, aparte de no tener ni idea de cine, este blog no es de cine y sí a AOVEs y olivar y es de esto de lo que quiero hablar y concretamente en este post de su promoción, el gran “talón de Aquiles” de los AOVEs en general y de los españoles en particular y de gran necesidad en el olivar tradicional.

Desde el sector oleícola español, o desde parte de él, escucho con demasiada frecuencia criticas negativas hacia las formas en la que “los italianos” gestionan el mercado de los aceites de oliva y no es que yo no esté de acuerdo pero creo, que todos debemos ser más respetuosos con las iniciativas que desde el sector italiano de los aceites de oliva se hicieron en su momento, tal y como demuestra esta trilogía.

No obstante, creo y es la humilde opinión de este servidor, el sector oleícola italiano también “se ha dormido en los laureles”, sintiéndose seguros en el control del mercado de los aceites de oliva y con ello, dando por hecho que no era necesario hacer mucho más y además, permitiendo que la misma herramienta que ellos usaron en aquel momento: el cine, haya contaminado de malos hábitos de vida nuestra milenaria cultura y saludables hábitos de vida mediterráneos, como por ejemplo:

  • “Fumar resulta atractivo”
  • “La comida rápida mola”
  • “Un refresco nos ayuda a ser guays y felices”

No me cabe duda que la emisión de aquella premiada película en 1972 y sobre todo en su segunda parte en 1974, despertó el interés de muchos potenciales consumidores en los aceites de oliva pero como toda gestión comercial o promocional, necesita de un seguimiento y un continuo análisis que nos lleven a una mejora continua y sobre todo, a preveer posibles contingencias, que en el caso de los AOVEs, está siendo el desequilibrio creciente entre oferta y demanda promovido por la inacción del sector y que tanto daño está provocando, sobre todo, al productor del sector traidiconal.

Y por si es de tu interés (y esta si la vi hace muchos y además de emocionó mucho, entonces no tenía ni idea de aceites de oliva) te recomiendo esta peli:

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“Estados de maduración del fruto”

¡Hola, bienvenido/a a mi Blog!

Antes de continuar con los artículos de posicionamiento de los AOVEs y otras calidades de aceiteS de oliva, he caído en la cuenta de que quizás, si leíste mi artículo anterior, te pudo confundir tantas variables en las calidades de los AOVEs; así es que con este, voy a intentar aclarártelo un poco pero necesito que te fijes en la foto que lo encabeza.

Pero antes de nada, ¿imagino que tienes claro que la aceituna es una fruta, concretamente una drupa? Es decir: un fruto con un solo hueso en el que guarda con celo su semilla.

Otra cosa que quiero que tengas presente, es que los AOVEs se hacen en la aceituna y que lo que los humanos debemos intentar hacer a lo largo del proceso de extracción del zumo, es respetar al máximo la calidad de estos que cada estado de maduración del fruto nos ofrece, pero de esto te hablaré en otro post.

Bueno, vamos ello:

  • Fruto verde: este es el estado de maduración con el que se elaboran los AOVEs Tempranos y lo que nos indica ese color, es que ese fruto conserva intactos todos sus compuestos antioxidantes, de los cuales, si se respeta el protocolo del proceso de extracción, nos podremos beneficiar quienes lo consumimos.
  • Fruto morado: es es el color que representa a un fruto enverado, es decir: en un estado optimo de maduración y que nos indica, a nosotros y otros predadores, es que este fruto ya no tiene el amargor de un fruto verde, porque una parte de los antioxidantes que lo provocan ya se han oxidado, suavizando el sabor de la pulpa que envuelve al hueso y por lo tanto a su semilla, que ya está lista para cumplir su función de procreación y además, que ha llegado a la máxima capacidad de producción de aceite. Este es el fruto del que vamos a extraer los AOVEs de Envero.
  • Fruto negro: pasado el estado de envero, el olivo “se olvida” del fruto que aún tiene en sus ramas, porque ya ha terminado su trabajo en la creación de su semilla y se acerca el momento de su descanso invernal y por lo tanto, su preparación para la siguiente campaña; así es que esos frutos que aún no se han recolectado, quedan expuestos de tal forma que su proceso de oxidación se acelera perdiendo una gran parte de sus antioxidantes, suavizando aún más su sabor y de estos frutos, es de los que vamos a obtener AOVEs Maduros.

Aclarado esto, que es una pequeña parte de lo que me gustaría contarte, creo que puedes concluir que los profesionales del mundo de los AOVEs y otras calidades de aceiteS de oliva, tenemos mucho que contar y los consumidores mucho que aprender, para saber elegir como mejor invertir a la hora de elegir de la mejor grasa que puedes consumir, que calidad de AOVE debes incorporar a tu dieta diaria.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tú salud te lo agradecerá.

“Posicionamiento de los AOVEs y otras calidadeS aceites de oliva- 1ra. parte”

¡Hola, bienvenido/a a mí Blog!

Definición de posicionamiento:

“Se llama posicionamiento de un producto al lugar que ocupa en la mente de un consumidor. Es la percepción de la asociación entre un producto o marca y sus atributos, comparándolo con los productos que compiten directamente con él. De esta forma conseguimos diferenciarnos de la competencia”

Una vez que tenemos claro que es el posicionamiento de un producto o marca, voy a compartir cual es el que yo hago de los distintos AOVEs y otras calidadeS de aceites de oliva.

Pero primero voy a definirte cuales son las distintas calidades de AOVEs y otras calidadeS de aceite de oliva que puedes adquirir, siguiendo el orden por el que van surgiendo a lo largo del periodo y proceso durante una campaña de extracción de zumos de aceituna.

Aceite de arrastre: es el primer zumo de aceituna que se obtiene y tiene ese nombre tan poco atractivo, porque es el que se “usa” para “arrastrar” las partículas que aún quedan en los conductos por los que van a pasar los aceites que se van a continuar extrayendo. Es más que probable que este aceite de oliva virgen obtenga la calidad de lampante, por lo que no lo encontrarás en el mercado pero en aquellas almazaras que entre campañas hacen una buena limpieza, puede ser que obtengan un magnífico zumo de aceituna de la calidad AOV (Aceite de Oliva Virgen) y no porque la calidad de los frutos que se obtienen sean malos, todo lo contrario, pueden ser los mejores de toda la campaña, sino porque es ese “arrastre” es más que probable que, como poco, “cojan” el defecto de rancio.

Definición de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE): es el zumo de aceituna que se obtiene de frutos sanos, por procesos mecánicos, a bajas temperaturas, sin defectos y con una acidez inferior a 0,8º.

AOVE en Rama o sin filtrar: este es un AOVE que, como su nombre más conocido nos indica, no se filtra; es decir: conserva agua y partículas solidas.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Temprano: este es el que se obtiene de frutos que, aunque les queda poco, aún no están en su punto optimo de maduración, o lo que es lo mismo: en envero. Son los conocidos como verdes y que se suelen obtener, según como venga la maduración del fruto, entre mediados de octubre y mediados de noviembre.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) de Envero: el envero es el estado optimo de maduración del fruto y aunque depende de la variedad, en líneas generales los identificamos cuando en los olivos predominan los colores amarillentos y morados de estos. Se suelen obtener entre mediados de noviembre y de diciembre, aunque depende de como venga en cada campaña la maduración del fruto.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Maduro: es el que se obtiene de frutos en un estado de maduración avanzado y que los podemos identificar cuando en el olivo predominan los colores negros de los frutos. Suelen obtenerse a lo largo del mes de diciembre.

…continuará.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tú salud te lo agradecerá.

“AOVEpromoción, sí pero cómo – 2da. parte: miremos al futuro “

¡Hola, bienvenido/a a mi Blog!

“Menos da una piedra”, es el refrán que siempre que, casi por casualidad, veo alguna publicidad de AOVEs y otras calidades de aceites de oliva “se me viene a la cabeza”, porque sinceramente, me dicen muy poco o nada de porque debo invertir en una grasa vegetal mucho más cara que otras del mercado; además:

¿No tienes la impresión de que quien diseña esas campañas da por hecho que todo el que las ve conoce el valor del producto que se le ofrece, cuando realmente esta muy lejos de ser así?

A ver, que sí, que ya sé que en el mercado mediterráneo casi todo el mundo intuye o tiene idea de que los AOVEs y los aceites de oliva son mejores que otros aceites pero:

¿Es para esas personas tanta la diferencia en calidad como para que justifique el mayor coste que tienen que asumir al invertir en AOVE u otras calidades de aceites de oliva?

Yo creo que pueden tener una idea de que es mejor pero realmente para ellos, pienso que no es tanto como para que justifique esa diferencia de precio, de hecho, para mi, siendo de Jaén y viviendo rodeado de olivares y almazaras, no lo era hasta que, por mi cuenta y necesidad, me forme en AOVE y otras calidades de aceites de oliva, consiguiendo con ello que no fuese hasta ese momento, cuando en mi casa priorizamos como grasa de elección el AOVE Temprano y de Envero (en otro post de hablaré de calidades y su uso más recomendable), consiguiendo con ello crear en mis hijas unas consumidores fieles, convencidas y formadas, como para entender que para su buena salud es imprescindible hacer dieta mediterránea, que como te dije, nunca lo será si no lleva AOVE u otras calidades de aceiteS de Oliva.

Pero mis hijas, que solo consumen AOVE, no solo son clientes fieles, son unas embajadoras convencidas, que además por su profesión, son maestras, tienen la posibilidad, a través de su entorno y con la sana intención de ayudar a esas personas, de influir en otros para aumentar esos consumidores fieles y embajadores del AOVE.

Entonces y teniendo en cuenta que la gente joven, o lo que es lo mismo, los consumidores y educadores del presente y del futuro, para empezar, consumen muy poca televisión generalista y sí de contenidos, precisamente porque no tienen anuncios:

¿No se debería replantear el sector su estrategia promocional y comercial para llegar a ese perfil de consumidor presente y futuro bien formado, que, además de buenos consumidores, pueden influir en los hábitos de sus padres, que te recuerdo, somos la generación baby boomer; es decir: un montón de gente con mucha vida por delante?

Ahí lo dejo.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tu salud te lo agradecerá.

“AOVEpromoción, sí pero cómo – 1ra. parte”

¡Hola, bienvenido/a a mí blog!

Ni de lejos me planteo con este post dar lecciones a nadie, solo quiero plasmar mi opinión sobre algo que desde hace tiempo se le reclama al sector oleícola y en lo que aún no se ha puesto manos a la obra como el AOVE se merece: La Promoción.

Vemos algún que otro intento de promoción de aceite de oliva en los medios generalistas, tal y como se hacen desde muchos otros sectores con amplia demanda y con marcas muy conocidas entre ellos, lo cual, en principio, es lógico porque lo que realmente buscan con su publicidad, es seguir en la mente de los consumidores para recordarles que su marca, es mucho mejor que cualquier otra para atender su necesidad, necesidad que en su momento se creo con la acción y empeño conjunto de casi todas, por no decir todas, las marcas que forman tal o cual sector.

Por ejemplo, ¿consideras necesario hacer promoción para crear la necesidad de comprarte un coche, una tele, una lavadora, un móvil, una colonia..? No sé tú, yo lo tengo claro: no.

Sin embargo, todos sabemos que en cuanto a la promoción de los AOVEs y cualquier otra calidad de aceiteS de oliva, sí que es necesario, tras más de 8000 años, crear necesidad para su consumo; así es que, opino que la primera pregunta que el sector oleícola se debería plantear es:

¿Nuestros productos están en la mente del consumidor como una necesidad?

La respuesta también la sabemos todos: no y también sabemos que para la mayoría de los consumidores y no digamos los AOVEs, son considerados casi artículos de lujo prescindibles que además, se pueden sustituir por otros aceites o grasas mucho más baratas.

Alguna vez que otra he escuchado a gente con cierto prestigio en el sector oleícola referirse a los AOVE como “caldos”, lo cual me “chirria” los oídos, con la sana intención de imitar al sector del vino, un sector al que se pretende tener como referente en promoción pero olvidando, que además de seguir muy activo en promoción con las inversiones que eso implica, lo lleva trabajando desde hace… no sé, ¿cuarenta años?

Así es que yo me pregunto: ¿Entiende y acepta el sector oleícola que la promoción que se inicie, si se inicia, implica profesionalización, inversión y tiempo?

También escucho con frecuencia de profesionales del sector con cierto prestigio, referirse a los aceites de oliva como un ingrediente y como todos sabemos, un ingrediente lo añades a un plato siempre y cuando te guste y sobre esto, le podemos preguntar qué opinan a muchos de esos chef que ponen la mano para promocionar AOVEs y luego, por ejemplo, usan girasol mezclado con oliva para sus “prestigiosos” platos.

Nunca debemos referirnos al AOVE o cualquier otra calidad de aceiteS de oliva como un ingrediente, o como en otras ocasiones escucho, como enriquecedor de la dieta mediterránea, porque no es así, los AOVEs y cualquier otra calidad de aceite de oliva, son la esencia misma de la dieta mediterránea porque sin estos, deja de ser dieta mediterránea.

Cuando los profesionales del sector hablen de AOVE o cualquier otra calidad de aceiteS de oliva, deben interiorizar que están hablando de un macronutriente imprescindible para la vida de la personas: la grasa y que la que ofrecen, es la mejor que se puede consumir y a partir de aquí y con la pasión que les debe aportar ayudar a la vida de las personas a través de su nutrición con el producto que ofrecen, será cuando podrán empezar a hacer la promoción que este valiosísimo alimento necesita.

Saludos, se feliz y consume AOVE que tú salud te lo agradecerá.