Todas las ideas evolucionan, Linkedin también.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

48

Efectivamente Linkedin nació con una idea bien definida y se vendió como la única página en la que verdaderamente nos encontraríamos con profesionales de nuestro sector, de hecho, la mayoría de recomendaciones que nos hacían sobre cómo y con quien contactar, nos invitaban a que “ni se nos ocurriese” solicitárselo a los de otros sectores y que además fuésemos muy selectivos con este tema.

El caso es que el desempleo fue creciendo y las posibilidades de salir de él decreciendo, lo que hacía que muchas miles de personas viesen como el tiempo pasaba sin resultados con la búsqueda de empleo tradicional, es decir, las páginas en las que cientos colgamos nuestros CV para una oferta de empleo de la que luego nunca más se supo, o bien la de ir llevando CV a empresas para que tras mucho esfuerzo y tiempo invertido fuese la papelera su destino final, o enviar e-mails de auto-candidatura que casi nunca tienen respuesta.

En España Linkedin estaba aún en pañales y poco a poco éramos más los que cada día nos asomábamos por esa Red Social;  eso sí, o al menos yo sí, algo intimidados por el nivel de los profesionales que se atrevían, con mucha seguridad, o eso parecía, a dar sus opiniones sobre aquellos temas que dominaban.

Luego la crisis se agudizo aún más, de hecho en ella aún andamos y eran cada vez más lo profesionales de recursos humanos y selección quienes afirmaban que la búsqueda de empleo tradicional estaba agonizando porque el 80% de las ofertas de empleo, nunca se publican y cada vez más empresas y profesionales del reclutamiento buscarían a sus candidatos a través de RRSS y que por lo tanto, deberíamos ser pro-activos y compartir contenido de interés que nos definiese y que pudiese llamar la atención de los reclutadores.

Evidentemente todos coinciden en que el Blog es la estrella pero no todo el mundo tiene la capacidad de encontrar en cualquier acto de su día a día, una idea que luego pueda plasmar en un Blog gracias a su creatividad y menos aún, si estás en ese difícil momento de vivir en el desempleo.

Pero es que además nos invitan a que esa actividad no decaiga aunque consigamos encontrar empleo, porque con los tiempos que corren quién sabe cuánto tiempo estaremos con la condición de empleado y que si eso ocurre, es mejor no empezar desde cero otra vez; de hecho, a mí me paso y efectivamente ese consejo lo he seguido y he de reconocer que fue un acierto.

Con el paso del tiempo Linkedin ha ido creciendo en número, la mayoría desempleados, e inevitablemente esos profesionales que casi tenían la exclusiva de uso han ido perdiendo espacio, viéndose obligados a compartir sus ideas y opiniones con otros profesionales más humildes, haciendo que muchos de ellos hayan casi desaparecido o sin el casi.

El motivo, desde mi modesta opinión, es que Linkedin y provocado por la necesidad de miles de encontrar empleo, ha ido evolucionando hacia una Red Social que intenta mantener sus principios originales pero a la que, como al lenguaje, se le han ido añadiendo “cositas” que se acercan más a la realidad social y profesional que nos encontramos cada día; es decir:

  • Personas que necesitan compartir sus dañadas y agotadas emociones para encontrar alguna palabra de ánimo.
  • Personas que tienen mucho… mejor dicho, demasiado e insano tiempo libre que no saben cómo ocupar y que terminan haciéndolo a través de las RRSS casi de cualquier manera, creyendo además que quizás así encuentren las soluciones que necesitan.
  • Personas desesperadas que creen que compartiendo su situación hallarán un alma caritativa que las acoja.

Este artículo nace porque de vez en cuando leo algún que otro comentario crítico y algunos muy duros, hacia aquellas profesionales que aparentemente no se muestran como tales en Linkedin y digo aparentemente, porque realmente no sé si lo hacen por alguna estrategia bien estudiada, otra cosa es que sea acertada o no, o sencillamente porque en ese momento necesitan y les apetece hacerlo, a ver, también somos personas… ¿o primero somos personas y luego profesionales?

Bueno, que cada uno le ponga el orden que mejor le parezca pero para mí primero somos personas imperfectas y luego profesionales también imperfectos.

Por eso entiendo que está muy bien la crítica pero creo que debemos aceptar que cuando una Red Social es tan abierta como Linkedin (porque salvo denuncia cualquiera puede compartir lo que le apetezca), de vez en cuando leamos o veamos cosas que no nos parezcan muy ortodoxas pero opino que siempre y cuando se haga con la mejor intención, en vez de crítica destructiva y si se decide hacer algo, opino que es mejor ofrecer algún consejo argumentado que ayude a que esa persona pueda corregir lo que con buen criterio otros piensan que no es correcto y no lanzarnos a reprochar con dolo, el que cada vez que nos apetezca entrar en esta Red Social no nos encontremos aquello que consideramos que debiéramos.

No sé a ti pero cada vez que salgo de casa casi nunca me encuentro lo que espero y mi objetivo es gestionar todos esos contratiempos que me van surgiendo, teniendo en cuenta que casi siempre están provocados por personas que en la mayoría de los casos creen que hacen lo correcto y mi opción, salvo que sea una persona de mucho interés para mí y por mi salud mental, es no perder tiempo en el reproche pero claro, eso es lo que hago yo, luego cada cual…

Saludos y se feliz:

Por cierto, si recomiendas este artículo en Linkedin y no estás entre mis contactos te lo solicitaré, porque nunca se sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s