¿Dónde están las respuestas correctas?

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

portada2 (1)

¿Qué, cómo, cuándo, dónde, a quien, con quien, para qué, por qué, hasta cuándo, hasta dónde…?

¿Cuántas veces utilizamos estas expresiones al cabo del día sea cual sea nuestro estado laboral, personal o emocional?

“Vivimos en una continua interrogante y sinceramente, no sé si a ti te pasa, pero en ocasiones llega un momento en que tomo la decisión de coger la calle de en medio para ver qué pasa, porque cuanto más preguntas me hago más consciente soy de que solo encontraré las respuestas atreviéndome”.

Ayer tuve una tarde muy, pero que muy interesante, una de esas que de vez en cuando me hacen recordar aquellos momentos en los que tome la decisión de “coger la calle de en medio y que salga el sol por Antequera”.

Se cumplirán dos años en Junio de que y fuera de protocolo por mi edad, me intervinieran de una complicada y antigua lesión de rodilla (que, por cierto, fui posponiendo por creer que debía cumplir con mi empresa, no lo hagas nunca) y durante el proceso de toma de decisión, hubo algunos especialistas que me recomendaban evitar la recomposición del LCA, ya  que, por lo complicado de su recuperación a mí edad, posiblemente no lo conseguiría como para volver a montar en bici, con lo que me recomendaban que me hicieran una limpieza y conformarme con hacer una vida normal.

¡Qué, que tengo 48 años por Dios!

¿Una vida normal, eso que es? ¡Imagínate! Decirme a mí que no podré montar en bici.

¡Pero si es mi rincón de pensar!

Cuando especialistas a los que conoces y respetas te dicen eso, pues sinceramente, te olvidas de lo que podemos llegar a conseguir cuando nos proponemos algo y te quedas bloqueado por el temor a consecuencias peores, pero:

¿Es correcto dejar la responsabilidad a otros, por muy expertos que sean, de que decidan por nosotros cuando se trata de nuestra vida?

Evidentemente no, así es que, otra vez, volví a coger la calle de en medio y pedí la intervención completa.

¡Bendita locura!

https://www.strava.com/activities/519481368

Llegue a casa y si tiempo de hacer estiramientos, me duche y salí “corriendo” para recoger y acompañar, a un Ingeniero Agrónomo hacia la emisora en la que colaboro con mi sección “Paseando entre Olivos”, para grabar una entrevista sobre los tratamientos más correctos que se le deben hacer al olivar.

Una vez en la emisora y mientras esperábamos a que la sala de grabación estuviese libre, mantuvimos una interesante charla sobre el sector oleícola y durante ella, fui consciente, otra vez, de lo que puede suponer para nuestro progreso personal esa “irresponsabilidad“ que a algunos les parece “coger la calle de en medio” cuando tus dudas y las influencias de esos mismos te bloquean, y es que en un pueblo eminentemente olivarero como el mío y disponiendo de una emisora local con más de 17 años de antigüedad, nadie se había atrevido a una aventura tan divertida como esta por temor al ridículo.

¡Pero ya está!

¿Lo que quiero decir es que solo con asumir el riesgo de “coger la calle de en medio” vamos a encontrar las respuestas correctas?

¡Ni mucho menos!

“No te tires nunca a un charco para medir su profundidad si no sabes nadar, primero aprende y luego, si necesitas resolver la duda ¡adelante, tírate!”

Saludos y se feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s