Me siento como Jerry Maguire

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

descarga

¿Has visto la peli Jerry Maguire? ¡No! Bueno, pues va de un representante (vendedor) de deportistas de élite que trabaja por cuenta ajena para una potente agencia y resulta, que en una noche febril y seguro que cargada de codeína, se le ocurre escribir un manifiesto de intenciones en el cual expone lo que realmente piensa de su desempeño y del sector en el que lo desarrolla, porque, desde hacía años, era consciente de que en ese negocio, como en casi todos, el interés por los resultados están muy por encima de las personas.

¿Qué porque me siento como Jerry Maguire?

Las personas han sido, son y serán siempre mí prioridad y “cuidado”, si algún día te veo o escucho como intentas menospreciar a alguien, o como pones tus intereses por encima de las emociones de otra persona, en ese momento me transformo en un “Juan sin Miedo” incapaz de pensar en las consecuencias que lo que te diga me traerá ¡y ojo! No me refiero a una actitud violenta, ni mucho menos, pero si a una potencia argumental con la que intentaré hacerte lo mismo que tu pretendías hacer con la otra persona, para intentar enseñarte el valor del respeto y la empatía, o para que sufras lo que pretendías infringir.

Ayer y a través de una persona con la que creo que está creciendo una muy buena relación, fui informado de los motivos por los que se me ha descartado de una oferta de empleo en la que sé que haría una grandísima labor y tal y como me ha reconocido esta persona, los argumentos que se expusieron eran muy superficiales.

¿Cuáles son esos argumentos?

Lo que ahora voy a escribir sé que va en mi contra, pero ya te digo que y aunque por mi salud mental nunca reclamaré nada de nadie, siempre voy a estar del lado de las personas y cuando he visto o escuchado como alguno de mis Jefes ha atacado al más débil para hacer ver al resto su poder (porque todos los malos Jefes y desgraciadamente hay muchos, tienen siempre sus cabezas de turco), siempre he mostrado esa faceta de “Juan sin miedo” que “tantos problemas me ha traído” y que ahora sé, porque entre los Jefes se cuentan sus chascarrillos, que hace que aquellos que me conocen de oídas no quieran tenerme en sus equipos.

También me ocurre otra cosa ¿no soporto a los llorones? Porque a ver:

¿Cómo se explica que alguien que tiene un sueldo en torno a los 40.000€, incentivos, buen coche de empresa, gastos cubiertos más que de sobra… y no sé cuántas cosas más, se pase el día quejándose de los injusta que es su empresa con el trabajo que le exige? 

¡¿Pero qué cojones quieres, qué te los regale, tendrás que currartelo, no te parece?!

Siguiendo con Jerry Maguire y una vez que ya estoy metido en este charco tan personal y profesional, no me queda más remedio que salir de él sin esperar la ayuda de nadie, más bien todo lo contrario, seguiré encontrándome individuos a los que les acojona tener al lado a alguien que dice lo que piensa y hace lo que dice, porque para ellos la base de su éxito es infundir temor en unos casos y en otros, pasarse la vida llorando y pasando de puntillas para que nadie saque a relucir sus limitaciones.

Solo te voy a hacer una pregunta: cuando nadie te ve ¿te apetece reír o bailar?

Saludos y se feliz

Anuncios

2 comentarios en “Me siento como Jerry Maguire

  1. A mi me apetece bailar y cantar, siempre con la música y no a otra parte sino donde estoy yo.

    Por lo demás o lo que está a priori en tu articulo, estoy de acuerdo contigo primero las personas pero no las tóxicas, término muy de moda ahora pero tan expresivo que no puede dejar de entenderse y esto también se aplica y más aún en el terreno laboral donde difícilmente te puedes separar de esas personas ponzoñosas que además a menudo ejercen un poder y si no lo tienen lo quieren.

    • ¡¡Hola Irene, muy buenos días!!

      No, las tóxicas no, aunque cuando te inmunizas ante lo que nos puede parecer una personalidad tóxica y te das un tiempo, no sueles hacer ese juicio hasta haber acumulado más datos y en la mayoría de los casos, descubres que más que temerlas hay que tenerles compasión, porque comprendes que su “maldad” viene dada ;por sus muchos temores y complejos; los cuales, le hacen creer que todo el mundo va en su contra y que antes de recibir “un ataque” prefieren atacar ellos/as, sin pensar en el enorme daño que pueden hacer y que también se están haciendo, pero eso no va a cambiar, forma parte de la condición humana y es el motivo de que aquellos más sensibles y empáticos, debemos aprender a convivir con ese problema por nuestra salud mental y la de los nuestros.

      Ya sé que es muy difícil conseguir ese equilibrio, que me vas a contar, pero cuando comprendes el daño que te pueden hacer… mejor dicho, que te están haciendo, no queda más remedio que elegir: mantengo el empleo o mantengo mi salud física y mental.

      ¡Un abrazo y muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s