Ha llegado el momento de l@s grandes vendedor@s.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

images

Este Post, “aunque la cabra tira pal monte”, no nace desde mi condición de vendedor, lo hago como cliente, porque, como tal, últimamente me han pasado algunas cosas que me hacen preguntarme cómo es posible que haya gente que presuman de que son vendedor@s, o como quieras llamarle.

Resulta que tras ser durante muchos… muchos años, un fiel y buen cliente de un comercio al que durante la época de bonanza las cosas, como a casi todos, le fueron muy bien, de pronto dejé de entrar y pasado un tiempo, casi dos años, he caído en la cuenta de ese detalle pero no es eso lo que más me ha llamado la atención, lo que más he ha sorprendido es comprobar que nadie se ha preocupado por saber por qué.

Y no digo que si se preocupasen por conocer el origen de mi actitud hacia ellos me fuesen a recuperar como cliente, porque ahora no sería así, aunque también es cierto que lo que ahora me parece imposible puede que más adelante se suavice, pero para que eso ocurra alguien se tendría que “molestar” en conocer las circunstancias que me empujaron y sin motivos aparentes, a cambiar de comercio.

Pero para ellos el problema no soy yo, porque un solo cliente no es algo preocupante para la cuenta de resultados de un pequeño comercio, incluso tampoco lo sería la influencia que pudiese tener hacia otros, porque, como mucho e insistiendo, cosa en la que no invierto energía ni tiempo y realmente creo que casi nadie lo hace, podría influir y exagerando, en otros cinco clientes más.

Bueno, ya seis clientes para un comercio pequeño puede ser un número a tener en cuenta, pero sigo diciendo que ese no sería el problema, porque y desde mi modesta opinión, su principal problema será el que vendrá si actúan con el resto de clientes que les puedan desaparecer de pronto, como me paso a mí, de la misma manera que han hecho conmigo, es decir: sin descubrir por qué un día y sin previo aviso, dejaron de entrar en su comercio.

¡No me lo explico!

Pero de esto que me ha pasado a mí y que seguro os ha pasado a much@s de vosotr@s, (eso sí, dejando de lado las compañías de telefonía que seguro que de eso no se escapa nadie) se pueden sacar muchas conclusiones:

  1. La profesión de vendedor no es esa en la que en los momentos de bonanza alguien ejerce sirviendo lo que le demandan “sus clientes”.
  2. La profesión de vendedor no es esa en la que en los momentos de bonanza alguien ejerce creyendo que es un crack porque “le va bien”.
  3. La profesión de vendedor no es esa en la que en los momentos de bonanza alguien elige porque es una “salida fácil”.

¡No! La profesión de vendedor, desde mi modesta opinión, es aquella que alguien es capaz de realizar de manera eficiente cumpliendo los siguientes requisitos:

  1. Un/a gran vendedor/a no desconecta nunca porque “no se fía” ni de él/ella mismo/a.
  2. Un/a gran vendedor/a siempre se hace preguntas y reflexiona sobre cómo realiza su labor, aprovechando cualquier experiencia para aprender algo que poder usar en su tarea.
  3. Un/a gran vendedor/a nunca se quedará con la duda de saber por qué ha perdido un cliente y siempre intentará recuperarlo.
  4. Un/a gran vendedor/a se crece ante las dificultades porque sabe que es en los momentos difíciles cuando más empeño debe poner.
  5. Un/a gran vendedor/a no necesita fingir su estado de ánimo cuando las cosas no le salen como quiere, porque sabe que, en aquello que esté en su mano hacer, pronto encontrará la solución.
  6. Un/a gran vendedor/a sabe de la importancia de las emociones propias y por supuesto, de las de sus clientes pero no necesita hacer grandes esfuerzos porque lo trae de serie, es decir: le gusta la gente.
  7. Y por supuesto: un/a gran vendedor/a se cansa pero nunca se agota, ni se aburre, porque le apasiona su trabajo.

Pero, si trabajas en el departamento comercial de una empresa, puede que tras leer este artículo opines que intervienen muchos factores que nos impiden cumplir con esos requisitos y serán tus respetables opiniones, pero antes quiero añadir una cosa más:

“Un/a gran vendedor/a no se justifica y no pierde el tiempo con lamentaciones, ya que solo invierte energías en buscar soluciones”

Ha llegado el momento de l@s grandes vendedor@s ¿lo eres tu?

Saludos y se feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s