¿Cómo se hace para entrenar la empatía y la inteligencia emocional? (Segunda parte)

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

Pintura egipcia

En la primera parte de este post te invité a que reflexionases sobre cinco cuestiones, para que a partir de ahí empezases con tu entrenamiento para el reencuentro con tu empatía e inteligencia emocional perdidas.

¡Sí, digo bien! Las tienes perdidas, ya que como cualquiera, salvo patología, debes tener claro que  naciste con estas capacidades y que las experiencias vividas, junto con tu interpretación personal, ha sido lo que ha provocado que las hayas perdido.

Quiero hagas un viaje en el tiempo y que te vayas a unos cuantos miles de años atrás para que reflexiones sobre estas otras cuestiones:

1º) ¿Crees que si la especie humana no hubiese sido empática y no se hubiese preocupado por sus iguales, podríamos haber llegado hasta donde lo hemos hecho?

2º) ¿Crees que si la humanidad no hubiese sido inteligente emocional ante las dificultades que se ha ido encontrando a lo largo de  su evolución, podríamos haber llegado hasta donde hemos llegado?

Con esto quiero llamar tu atención para que comprendas que no eres el resultado de los años que tienes, eres la continuación de una maravillosa creación (dale el origen que quieras, todas se merecen el mismo respeto) que se está construyendo desde hace miles de años pero que tiene “un pequeño defecto”: una poderosa y prodigiosa mente que necesita ser educada de manera personalizada, con calma y sobre todo, con mucho cariño, porque el amor y el traspaso personalizado y tranquilo de información, es lo que le proporciona el equilibrio necesario para que su propietari@ no pierda nunca su empatía e inteligencia emocional.

Así es que Insisto, salvo patología, eres empátic@ e inteligente emocional, solo que por lo que sea aún no eres consciente de ello.

Ahora te voy a invitar a que reflexiones sobre otra cuestión:

¿Por qué crees que hemos atrofiado unas herramientas tan necesarias para nuestra vida como son la empatía y la inteligencia emocional?

Te voy a echar una mano haciendo uso de mi modesta reflexión:

Me llama la atención la capacidad que tenemos de adaptarnos y superar las situaciones físicas más duras que la vida nos suele proponer y que nuestro cuerpo puede tolerar; sin embargo y en líneas generales cada vez menos, no lo somos para las limitaciones que nuestra mente nos suele plantear.

Pero ¿de dónde nacen esas limitaciones y que las provoca?

Si te parece bien y por no hacer este post muy extenso, seguiré en otro y mientras tanto, te invito a que reflexiones sobre ello.

Saludos y se feliz.

Un comentario en “¿Cómo se hace para entrenar la empatía y la inteligencia emocional? (Segunda parte)

  1. Pingback: ¿Cómo se hace para entrenar la empatía y la inteligencia emocional? (Segunda parte) | viajealparaiso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s