Persona aprendiendo ¡¡Por favor, no estorbar!!

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

keep-calm-and-tu-puedes-princesa

Solo con mirar mi perfil en Linkedin puedes comprobar que no tengo estudios superiores, algo que siempre ha sido un lastre emocional para mí, aunque por mi capacidad de aprendizaje, profesionalmente hablando sobre todo, nunca me ha supuesto ningún problema; de hecho, a lo largo de mi vida he pasado de conducir y mantener mecánicamente camiones de gran tonelaje (trailers), por vender seguros, productos financieros y coches, hasta desarrollar los mejores argumentos de los productos farmacéuticos que representaba ante profesionales de altísima formación y responsabilidad, ganándome su respeto y felicitaciones por el respeto que mostraba hacía su capacidad, formación e inteligencia.

Esta falta de formación y mi situación personal familiar me obligo, a los 16 años, a desenvolverme en el mundo real para buscarme la vida entre profesionales mucho más mayores y formados que yo.

Con 16 años eres emocionalmente muy joven para tomar buenas decisiones y con esa edad, bregar y competir con todo tipo de personas y profesionales implica una gran presión

En el mundo laboral te encuentras a personas que van desde una alta formación universitaria y varios master, hasta los que trabajan, viven y se comportan con lo que les da la poca educación del que casi no ha pisado la escuela, sumado a su poco interés por progresar; o desde personas con cargos de gran responsabilidad hasta el más humilde de la entidad; o tontos que se creen listos y listos que se hacen muy bien los tontos…; en fin, sin formación y sobre todo, sin experiencia, es como soltar a un cordero entre una manada de lobos: todos quieren morderte y sacar provecho de tu juventud y ganas por aprender.

Una de las ventajas de cumplir años es la oportunidad de aprender de las experiencias acumuladas y sí además tienes un trabajo como el mío, se multiplican por la suma total de las experiencias que compartes con las personas que consigues una relación más cercana; de hecho, llegas a un punto de empatía que te permite detectar, con un alto grado de acierto, cuales son los principios y valores de la persona que acabas de conocer y cuál ha sido el proceso de aprendizaje que han seguido para ser las personas y profesionales que son.

Sabiendo que soy un hombre curioso, trabajador, constante e inteligente, muchas veces me he preguntado y he reflexionado sobre por qué no fui capaz de estudiar y he concluido que en este fracaso, tuvo mucho que ver el daño que sufrieron mis sensibles emociones por el entorno en el que crecí: familia desestructurada, cinco cambios de colegio en la EGB por traslados profesionales de mi padre y también y muy importante, he de decir que hubo muy poco interés por mi adaptación a esos cambios por parte de muchos maestros. Tristemente aquella no era una época en la que las emociones importasen mucho, no es que ahora ocurra lo contrario pero al menos se habla de ello como una parte importante en el progreso de una persona, para mí la más importante.

Tus emociones y sus emociones son el centro neurálgico de su progreso y de tu progreso y a ambos, nos interesa encontrar el equilibrio entre lo que necesitamos aprender para ser personas (posiblemente lo más importante para su felicidad) y lo que vamos a necesitar aprender para ser unos/as profesionales que se divierten con lo que hacen; así es que, teniendo en cuenta esto, te quiero pedir una cosa:

“Si no eres capaz de usar la calma para educarte y educar en emociones; para usar la fuerza del consejo reflexionado y constructivo; para transmitir un: “no te preocupes, insiste y disfruta de tu progreso, que seguro que lo vas a conseguir” ¡¡POR FAVOR, QUÍTATE DEL MEDIO!! Y No estorbes a quien quiere aprender con expresiones del tipo: no vales para nada, te va a resultar muy complicado, tú no lo vas a conseguir, es muy difícil…

Un día mi hija pequeña, que se le daban muy mal las matemáticas, llego a casa llorando porque su profesor, en 6º curso de primaria, le dijo que nunca haría estudios Universitarios, evidentemente fui a hablar con él y lo negó todo; el caso es que ese “runrún” lo ha arrastrado mi hija durante años, pero al final lo conseguimos y tras un bachillerato y selectividad ejemplares, la próxima semana inicia sus estudios universitarios.

¡¡Por favor!! Es mucho más fácil, divertido y sobre todo eficaz, motivar que desmotivar, ten en cuenta que todos estamos capacitados para cualquier cosa y que solo necesitas manejar tus emociones para enseñar y por supuesto, aprende a manejar y entender las suyas; así es que, ponte las pilas y trabaja tu inteligencia emocional.

Saludos y se feliz.

Anuncios

Un comentario en “Persona aprendiendo ¡¡Por favor, no estorbar!!

  1. Pingback: Vivir con pan y aceite de oliva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s