Hay que tener esperanza, nada cae en saco roto.

¡¡Bienvenida o Bienvenido a mi Blog!!

“No he de recordarte que vivimos momentos muy complicados”

Hace unos meses le pregunte a uno de esos a quien puedes llamar amigo:

“Por favor y se totalmente sincero ¿cómo me ven los demás?” 

Esta pregunta tenía su fundamento en mi preocupación por saber que imagen transmito por si en un futuro necesitase hacer alguna entrevista de trabajo, y esto es parte de lo que me dijo: 

Si hay algo que destaca de ti, es que eres un tío con mucha personalidad, de carácter fuerte y con una seguridad abrumadora en sí mismo. 

Pues si amigo mío, así es, pero en estos tiempos, aunque parta con ventaja emocional, hasta el más fuerte también se tambalea.
Durante los años de “bonanza” (entrecomillo porque realmente era una gran mentira) yo vivía en una nube: trabajaba (17 años) para una empresa que consideraba invencible y de la que estaba tan integrado, que por mis venas circulaban células hexagonales a borbotones; mi matrimonio se consolidaba fuertemente y mis hijas se estaban criando estupendamente y yo, yo solo “sólo” tenía que hacer lo que estaba en mi mano de la mejor manera posible: ser un buen marido, un buen padre, un excelente trabajador, tener amigos con quien echar unas cervezas, en fin, trabajar para una vida casi perfecta.   

Ya lo dice el refrán: “Se coge a un mentiroso antes que un cojo” y “la nube se disipó” y mi empresa invencible, que temió por su futuro, mejor dicho, temió por perder beneficios, tomó medidas muy duras, por cierto quiero creer que fue doloroso para quienes las tuvieron que ejecutar. 

En ese momento aprendí que no solo hay que poner todo de tu parte para garantizarte un futuro, necesitas estar en el lugar y en el momento oportuno y confiar en que los demás respondan con sus responsabilidades.

Al principio te abordan innumerables sensaciones negativas y te planteas muchas cuestiones: ¿cómo soy realmente?  ¿soy de verdad tan fuerte? ¿seré capaz de encontrar una salida? ¿confiarán en mí? ¿y mi familia, cómo reaccionará?
Pero nada de lo que hacemos a lo largo de nuestra vida cae en saco roto.

Busqué la calma que necesita nuestra mente para pensar con claridad, algo que tengo muy entrenado y empecé a plantearme problemas con sus posibles soluciones: 
 
¿Esta situación que problema me crea?: Económica.

¿Qué soluciones tengo, de donde parto?:Tengo el paro y mis ahorros.

¿Para cuánto tiempo?: Suficiente para pensar en soluciones.

¿Cómo reaccionará la familia?: Plantear con argumentos y convencer para ahorrar.

Estas fueron algunas de las preguntas que me planteé y llego el momento de sentarse con la familia.
Empecé a plantear los problemas con sus posibles soluciones y la reacción y participación de mis chicas fue increíble, y lo mejor fue el final, esto dijo mi mujer (que por cierto es un ejemplo de superación): 
“Niño, tu no te agobies, tienes todo nuestro apoyo y nuestra confianza, siempre haremos lo que nos propongas, si nosotros, estando juntos, lo único que necesitamos para vivir es pan, aceite y agua”

Como os dije, nada de lo que hacemos cae en saco roto y no solo mi familia lo tuvo en cuenta, mi empresa “invencible” también y a los que dimos por ella todo lo que teníamos, nos ofreció la formula para que el proceso fuese menos dramático y algunos, hasta seguimos trabajando, pero siempre tengo en cuenta el camino para disponer del humilde recurso de vivir con pan y aceite de oliva.

“Sed muy egoístas” y buscar vuestra felicidad, sobre todo, haciendo felices a otros.

Saludos y se feliz.      



Anuncios

7 comentarios en “Hay que tener esperanza, nada cae en saco roto.

  1. Me ha gustado lo de “vivir con pan y aceite de oliva”. Como oriunda de Jaén, me ha recordado el olor de la aceituna marteña y el sabor de los “hoyos”, de mi niñez que mi madre me preparaba con aceite y una onza de chocolate.

    La confianza es vital, tanto para el que la transmite como para el que la recibe. No creo en la suerte, sí, en las personas que te encuentras por el camino y que al conocerte te apoyan y te dan una nueva oportunidad.
    saludos,

  2. Pues el olor de la aceituna Marteña lo tengo muy cerca, yo diría que es el mismo que yo huelo, pero bueno, por diferenciar, al mío le llamaré: olor de aceituna Tosiriana. ¡¡Gracias por tu comentario!! ¡¡Ah!! Ya lo dice el refran: “Tanta paz lleves como descanso dejes”. Se feliz.

  3. ¡¡Hola Carlos!! Desgraciadamente tienes razón, sin ir más lejos, tras quedarse en el paro hace unos meses, a un vecino le ha dejado su mujer hace unos días y el motivo ha sido, no aceptar perder su nivel de vida ¡En fin! Saludos y gracias.

  4. Buen comentario mi situación es parecida a la tuya lo único es que a mi me dejo la empresa tirado después de dar todo por ella y aunque sigo luchando por encontrar un nuevo empleo estoy a puntito de que me quiten mi vivienda pues ya no tengo ingresos y el pan el agua y el aceite están por desaparecer ,esta situación me sirve para ver lo que no veía y realizar una selección ¿CUANTOS AMIGOS TIENES DE VERDAD? me quedo sorprendido cuando yo estaba en trabajos en los que podía meter a trabajar a sus hijos o familiares y echarles una mano era sorprendente salían de debajo de las piedras hoy puedo decir que conocidos tengo montones pero amigos …… un saludo

  5. ¡¡Joder Alberto, vaya mi…, lo siento!! Nunca he creído en esa amistad que está hay para una situación como la tuya, para estos momento solo está la familia y en algunos casos ni eso; no sé que se le puede decir a un hombre en esta situación salvo agradecerte tu comentario porque nos avisa de que, salvo los grandes privilegiados, todos podemos llegar a esa situación, pero bueno ¿Qué puedes hacer? Solo queda una alternativa: ir hacia delante. Saludos, gracias por pasarte por aquí y aunque sea fácil decirlo ¡Ánimo!

  6. Pingback: Vivir con pan y aceite de oliva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s